“HAY SUEÑOS QUE SON ADQUIRIDOS, Y SUEÑOS QUE PARECEN SER INNATOS”

EL MÍO ME ACOMPAÑA DESDE QUE TENGO USO DE RAZÓN”.

La firma nace del sueño de una niña apasionada por el arte y la moda, con ganas de contárselo al mundo. 

Desde niña, he estado en contacto con la moda. De forma inconsciente e intuitiva primero, y con total conocimiento desde que cursé mis estudios relacionados con la moda.

Siempre teniendo como motor la pasión.

Esa necesidad de crear, de expresarme a través de la moda me llevó a profesionalizar mi pasión, a hacer tangible mi sueño.

Empecé creando pequeñas colecciones que vendía en plataformas independientes o mediante el boca a boca. 

Siempre trabajé así, hasta que apareció Sarah. Conocía mis prendas, se casaba y quería que fuera yo quien le hiciera su vestido de novia.

Fue amor a primera vista. Las conversaciones infinitas hablando de su historia de amor, de música, de arte, de cómo se imaginaba el vestido del día más importante de su vida, me abrieron una ventana a una nueva manera de trabajar  en la que el centro de la inspiración es cada mujer, de forma individual, buscando la excelencia el día más importante de su vida.

Y desde ese día, ya no he querido dejar de hacerlo.

Desde que Sarah me propuso el reto de hacer realidad su vestido, con Gema Siveroni he dirigido mi trabajo al diseño a medida de vestidos de novia. 

Es así como, en 2017, nace Gema Siveroni Atelier.


Sigue nuestras historias en Instagram...